Alpino

Alpino fue un regalo de cumpleaños que nos hicimos en Spicnic. El disco-camping donde íbamos de viaje lo convertimos en el disco-darling de Luisa Fernandez y cogimos su llave para seguir haciendo discos... Que son como una canción de Stock-Aitken-Waterman para empezar una fiesta en la cena navideña de empresa, en la que nos quedamos sin bailar... y al acabar todos al Karaoke bar! "El canta Cuatro Rosas y ella Rosas en el Mar...yo canté Yo no soy Esa, yo canté Yo Soy Aquel, todo va como la seda, nunca se acaba el pastel!" Nunca se acaba el pastel!

Primary button